Tipos de cirugía de mama

AUMENTO MAMARIO

El aumento mamario o Mamoplastia de aumento (MPA), es uno de los procedimientos estéticos más demandados en nuestro medio. Solicitan este tipo de intervención, pacientes jóvenes con escaso desarrollo de sus mamas, pacientes que han sufrido una disminución del volumen de sus mamas tras embarazos y lactancias (involución mamaria), pacientes sometidas a procesos de reasignación de género y todas aquellas que desean tener una silueta mamaria más atractiva. 

¿Qué resultados puedo obtener tras una MPA

El resultado óptimo que se debe conseguir tras un aumento mamario, es el de una silueta mamaria atractiva, proporcionada con el contorno corporal de las pacientes y de aspecto natural. En muchos casos no se trata solamente de aumentar el volumen, sino también de mejorar la forma y la simetría. Y conseguir un resultado estable y duradero en el tiempo. El volumen y el tipo de prótesis más adecuado para cada paciente, se selecciona en función de varios parámetros y de los deseos de la paciente. Se realizan “Pruebas de Volumen” de forma preoperatoria, para acordar con la paciente qué grado de aumento desea.

¿Cómo se realiza una MPA?

Hasta hace unos años, el único procedimiento que utilizábamos para realizar aumentos mamarios, era implantar prótesis de mama. Desde hace ya unos años , también se utiliza la Lipotransferencia o Lipofilling mamario (aumento mamario con tu propia grasa).

 

MPA con prótesis

Las prótesis de mama se pueden poner por distintas vías de abordaje o incisión quirúrgica donde quedará la cicatriz. Utilizamos básicamente dos: el abordaje a través de una pequeña incisión en el surco submamario, o el abordaje periareolar. Las prótesis se pueden colocar, por encima o por debajo del músculo pectoral mayor. Utilizamos el plano subpectoral en casi la totalidad de los casos. Las prótesis colocadas en este plano, proporcionan un resultado final más natural y no interfieren con las exploraciones radiológicas de las mamas.

Existen una amplia variedad de prótesis de mama en el mercado actualmente. Nosotros trabajamos con prótesis de silicona anatómicas o redondas de última generación, de las marcas MENTOR Y MOTIVA. Ambas marcas con certificado CE y homologadas por la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Estas prótesis no tienen fecha de caducidad y están garantizadas de por vida en caso de rotura. La intervención se realiza en régimen de ingreso hospitalario, bajo anestesia general y tiene una duración aproximada de una hora.

AUMENTO MAMARIO CON GRASA (LIPOFILLING DE MAMAS)

Este método consiste en aumentar el volumen y mejorar la forma de las mamas, injertando en ellas células grasas de otras partes de su cuerpo. La extracción de la grasa de las zonas donantes (abdomen, caderas, cartucheras…) se realiza, mediante una técnica parecida a la liposucción, pero utilizando cánulas de escasos centímetros. Una vez extraída la grasa, se procesa de forma inmediata, y se injerta utilizando cánulas de pocos milímetros, en el área corporal donde queramos que este tejido graso prenda. En este caso, las mamas. La limitación de esta técnica, es que el aumento de volumen que se puede conseguir con un solo procedimiento, es limitado.

Esta técnica esta indicada para aquellas pacientes que desean un aumento mamario muy moderado y que no desean implantarse prótesis. La intervención se realiza bajo régimen hospitalario ambulatorio, con anestesia local y sedación. Las pacientes son dadas de alta a las pocas horas de realizar el procedimiento. Las pequeñas incisiones necesarias para introducir las cánulas, se cierran con un único punto de sutura, por lo que no quedan cicatrices apreciables a largo plazo.

 El resultado de la intervención se considera estable a los 3 meses de su realización. Hasta ese momento, se puede ir reabsorbiendo parte de la grasa injertada. A partir de los 3 meses, se puede realizar un segundo tiempo, si la paciente desea un mayor incremento de volumen.

¿Qué complicaciones puedo tener?

Toda intervención quirúrgica y procedimiento anestésico implica una serie de riesgos para su salud. Todos nuestros pacientes realizan una consulta preanestésica, en la cual son informados del tipo de anestesia que se va a utilizar en su procedimiento, y dependiendo de su estado de salud, antecedentes personales y tipo de intervención, que riesgos se pueden esperar.

Las posibles complicaciones asociadas a su intervención, le serán explicadas claramente en consulta y detalladas en el Consentimiento Informado que usted tendrá que leer y firmar antes de la intervención.