Tipos de cirugía facial

CIRUGIA DE LOS PARPADOS

El conjunto de técnicas quirúrgicas empleadas para rejuvenecer los parpados, se denomina BLEFAROPLASTIA. En la región periocular es donde aparecen antes los primeros signos de envejecimiento facial, por lo que es el tipo de intervención de rejuvenecimiento que se demanda a edades más tempranas.

 Los signos de envejecimiento periocular que nosotros podemos objetivar en la exploración física de los pacientes son:

  • Exceso cutáneo en los párpados superiores y/o inferiores
  • “Bolsas“ en los párpados inferiores y/o superiores.
  • Líneas de expresión marcadas en el canto externo del ojo (“patas de gallo“).
  • Ojeras marcadas, lo que denominamos surco nasoyugal hundido.
  • Descenso del canto externo del ojo y falta de tono en el párpado inferior.
¿Qué resultado puedo obtener?

Los resultados de las blefaroplastias son, si se realiza correctamente, muy satisfactorios para los pacientes. Se consigue atenuar en gran medida ese aspecto de mirada cansada y triste, y se rejuvenece la mirada. Y con ello rejuvenece toda la expresión facial. Además, los resultados son estables durante muchos años. Por el contrario, un mal resultado en este tipo de intervención, puede ser tremendamente traumático para los pacientes, por lo que recomendamos acudir siempre a un especialista experimentado.

¿Cómo se realiza?

LA BLEFAROPLASTIA incluye distintas maniobras quirúrgicas mediante las cuales se puede: 

  • Eliminar el exceso cutáneo de los párpados superiores e inferiores.
  • Eliminar las bolsas adiposas de los párpados superiores e inferiores.
  • Atenuar las ojeras marcadas realizando una lipotransferencia (relleno con grasa del propio paciente) del surco nasoyugal.
  • Retensar el canto externo del ojo (cantopexia) para corregir su posición y mejorar el tono del parpado inferior.

La intervención se realiza bajo anestesia local y sedación (no precisa de anestesia general) y su duración varía entre una y dos horas.

¿Qué complicaciones puedo tener?

Toda intervención quirúrgica y procedimiento anestésico implica una serie de riesgos para su salud. Todos nuestros pacientes realizan una consulta preanestésica, en la cual son informados del tipo de anestesia que se va a utilizar en su procedimiento, y dependiendo de su estado de salud, antecedentes personales y tipo de intervención, que riesgos se pueden esperar. Las posibles complicaciones asociadas a su intervención, le serán explicadas claramente en consulta y detalladas en el Consentimiento Informado que usted tendrá que leer y firmar antes de la intervención.