Tipos de cirugía corporal

LIPOSUCCION Y LIPOESCULTURA

La liposucción, independientemente de la modalidad que se utilice, se considera como una técnica de remodelación corporal, no como un método de adelgazamiento.

Está especialmente indicada para tratar zonas lipodistróficas, es decir, zonas donde la grasa se acumula de forma “patológica“ y que no responden a dieta ni ejercicio. Es cierto que en muchas ocasiones, las indicaciones se amplían para eliminar grasa acumulada de zonas no lipodistróficas, en pacientes con cierto sobrepeso, lo cual contribuye muy positivamente a que continúen y no abandonen sus dietas de adelgazamiento. Por así decirlo, ven una mejoría rápida que después se esfuerzan en mantener.

Desde hace años, en muchas ocasiones, estas técnicas de liposucción se acompañan de procedimientos de lipofilling o lipotransferencia. Quitamos grasa de donde sobra y la ponemos donde falta o donde queremos un mayor volumen. A la combinación de estos procedimientos es a lo que denominamos LIPOESCULTURA.

¿Qué resultados puedo obtener?

El objetivo es obtener una silueta corporal más armonizada, un contorno corporal más atractivo, donde no aparezcan curvas indeseadas. El resultado definitivo de una liposucción tarda unos meses en poder apreciarse. Inicialmente habrá menos volumen en las zonas tratadas, pero mucha inflamación. Una vez que desaparece la inflamación (algo más de un mes), comienza la readaptación de la piel, que precisa de varios meses de evolución. No veremos resultados definitivos de una liposucción hasta que no hayan transcurrido al menos 6 meses desde la intervención.

 

¿Cómo se realiza la intervención?

La liposucción consiste en aspirar grasa del tejido superficial subcutáneo de las zonas a tratar, es decir, la grasa bajo la piel. En este plano no existen estructuras anatómicas importantes que se puedan lesionar. Se realizan pequeñas incisiones en la piel para introducir las cánulas, de entre 4 y 2 mm de diámetro. El proceso de aspiración de la grasa se puede complementar con distintas tecnologías y así realizar una lipolaser, liposucción ultrasónica, VASER, RENUVION…
Todas estas tecnologías intentan mejorar el principal factor limitante de toda liposucción, la readaptación cutánea. Cuando se finaliza el proceso de aspiración, se cierran las pequeñas incisiones en la piel, con un único punto de sutura. El tipo de anestesia, duración de la intervención y régimen hospitalario, dependerá de las zonas a tratar.

 

¿Qué complicaciones puedo tener?

Toda intervención quirúrgica y procedimiento anestésico implica una serie de riesgos para su salud. Todos nuestros pacientes realizan una consulta preanestésica, en la cual son informados del tipo de anestesia que se va a utilizar en su procedimiento, y dependiendo de su estado de salud, antecedentes personales y tipo de intervención, que riesgos se pueden esperar. Las posibles complicaciones asociadas a su intervención, le serán explicadas claramente en consulta y detalladas en el Consentimiento Informado que usted tendrá que leer y firmar antes de la intervención.