Tipos de cirugía de mama

RETIRADA DE PRÓTEIS MAMARIAS

Actualmente son muchas las pacientes que, tras ser portadoras de prótesis de mama durante años, deciden que quieren quitárselas. En muchos casos se trata de pacientes con prótesis “envejecidas”, que saben que ya no son seguras para su salud, y prefieren retirarlas a sustituirlas por unas prótesis nuevas. Pero el temor y la pregunta de todas ellas es la misma: “¿qué aspecto tendrán mis mamas sin las prótesis?“.

En esto, podemos ayudar mucho, pero dependerá de cada caso en particular.

¿Qué resultado puedo obtener tras la retirada de las prótesis de mama?

Todas las pacientes que se plantean someterse a una retirada de sus prótesis, parten de la base de que el volumen de sus mamas será más pequeño, como es lógico. Pero lo que les preocupa es que aspecto tendrán sus mamas sin las prótesis, si parecerán vacías, caídas, poco atractivas…

 El resultado de, simplemente retirar unas prótesis de mama, salvo en una minoría de casos en los que las mamas residuales son correctas, no suele ser satisfactorio para las pacientes. En la mayoría de los casos, los tejidos que cubrían el implante, están atrofiados y distendidos. Podemos obtener un resultado mucho más satisfactorio, asociando distintas técnicas quirúrgicas. Podemos realizar una elevación de la mama y una retirada de la piel sobrante (mastopexia) y/o una aportación de volumen donde la mama residual quede más vacía mediante una transferencia de grasa.

¿Cómo se realiza una retirada de prótesis de mama?

En la minoría de los casos en los que la paciente que solicita una retirada de sus prótesis, tiene una mama residual correcta y no tiene ningún tipo de complicación asociada a las prótesis, el procedimiento quirúrgico es relativamente sencillo. Podremos retirar las prótesis incluso a través de las cicatrices que la paciente ya tenía de habérselas puesto. En el resto de los casos, la mayoría, habrá que asociar distintas técnicas quirúrgicas para que el resultado sea el deseado. Habrá que realizar una mastopexia, una lipotransferencia, o solucionar las complicaciones asociadas a las prótesis, como una contractura capsular o una rotura de prótesis.

 La intervención se realiza en régimen de ingreso hospitalario, bajo anestesia general y su duración varía en función de las técnicas que haya que aplicar, entre una y tres horas.

¿Qué complicaciones puedo tener?

Toda intervención quirúrgica y procedimiento anestésico implica una serie de riesgos para su salud. Todos nuestros pacientes realizan una consulta preanestésica, en la cual son informados del tipo de anestesia que se va a utilizar en su procedimiento, y dependiendo de su estado de salud, antecedentes personales y tipo de intervención, que riesgos se pueden esperar.

 Las posibles complicaciones asociadas a su intervención, le serán explicadas claramente en consulta y detalladas en el Consentimiento Informado que usted tendrá que leer y firmar antes de la intervención.