Tipos de cirugía de mama

MAMAS TUBEROSAS

Las mamas “tuberosas” o “tubulares” constituyen un defecto del desarrollo mamario. Estas mamas crecen a partir de una base de implantación más estrecha y más separada de lo normal. Esto ocasiona que cuando se desarrollan, su forma sea demasiado picuda o tubular. Por otro lado, se produce una temprana dilatación y herniación del complejo areola- pezón (CAP) y la aparición de estrías de forma precoz.

Con mucha frecuencia, además son mamas visiblemente asimétricas. El principal motivo de consulta de las pacientes que tienen este tipo de mamas, es que no les gusta su forma. 

Nos gusta más denominar este tipo de mamas como mamas con un “defecto de base de implantación”, ya que la alteración puede ser desde muy leve hasta claramente evidente, y en todos los casos necesitan un tratamiento específico.

¿Qué resultados puedo obtener?

Lo más importante para obtener un buen resultado, es saber diagnosticar el defecto, lo cual no siempre sucede, y tratarlo de la forma adecuada. El objetivo es obtener unas mamas con una forma mucho más atractiva, de mayor o menor volumen dependiendo de cada caso, y generalmente, más simétricas.

¿Cómo se realiza la intervención?

Estas mamas, suelen tener escasamente desarrollado su polo inferior y medial, por lo que precisan de un aporte de volumen en esas partes de la mama, para que ocupen en el tórax de la paciente, el espacio que ocupan las mamas “normales“. Para conseguir ese aporte de volumen, podemos implantar una prótesis anatómica de la anchura deseada, o realizar una lipotransferencia.

 Por otro lado, tenemos que repartir la glándula mamaria “comprimida“ en esa forma tubular. Tendremos que realizar lo que denominamos un desplegamiento glandular.

Finalmente, en muchos casos, habrá que corregir la dilatación y la herniación areolar. La intervención se realiza en régimen de ingreso hospitalario, bajo anestesia general y tiene una duración aproximada entre dos y tres horas, dependiendo de cada caso.

¿Qué complicaciones puedo tener?

Toda intervención quirúrgica y procedimiento anestésico implica una serie de riesgos para su salud. Todos nuestros pacientes realizan una consulta preanestésica, en la cual son informados del tipo de anestesia que se va a utilizar en su procedimiento, y dependiendo de su estado de salud, antecedentes personales y tipo de intervención, que riesgos se pueden esperar.

 Las posibles complicaciones asociadas a su intervención, le serán explicadas claramente en consulta y detalladas en el Consentimiento Informado que usted tendrá que leer y firmar antes de la intervención.