MEDICINA ESTÉTICA

Los pacientes que comienzan a percibir los primeros signos de envejecimiento facial en su rostro, no suelen decidir, de entrada, someterse a una intervención quirúrgica. Lo más habitual es que decidan realizarse algún tipo de tratamiento de medicina estética. Estos tratamientos son mínimamente invasivos y consiguen atenuar esos primeros signos de envejecimiento.

TOXINA BOTULINICA (BOTOX)

La inyección de toxina botulínica para tratar las arrugas faciales es el tratamiento estético más demandado a nivel mundial. La toxina actúa bloqueando total o parcialmente, la contracción muscular (dependiendo de la dosis). Es sumamente eficaz para el tratamiento de las arrugas de expresión dinámicas, es decir, aquellas que aparecen cuando activamos determinados músculos. Las “patas de gallo” al sonreir, la arrugas frontales al mover la frente, el entrecejo cuando nos extrañamos o enfadamos…

Su eficacia disminuye cuando las arrugas ya están establecidas, es decir, cuando son visibles en reposo.

Consideramos que es el método de elección para el tratamiento y PERVENCION de las arrugas de expresión en el tercio superior del rostro.

RELLENOS CON ACIDO HIALURONICO

El ácido hialurónico es un componente natural de la piel, que ayuda a mantenerla hidratada y flexible.

Con la edad, disminuye nuestra propia producción de ácido hialurónico, lo que contribuya a que nuestra piel parezca más “apagada” y se vayan marcando en ella surcos y arrugas de expresión. Disponemos de distintas formulaciones de ácido hialurónico para paliar estos problemas.

Con algunos productos conseguimos un efecto de relleno o aporte de volumen (labios deshidratados, sucos marcados…) y con otros buscamos más su poder hidratante (mesoterapia facial).

LIPOFILLING FACIAL

Somos auténticos apasionados de los tratamientos con grasa propia. Los utilizamos como complemento en gran parte de nuestras intervenciones quirúrgicas, y también para mejorar la estética facial. Con los distintos procesamientos que podemos hacer de una pequeña cantidad de grasa extraída de cualquier parte del cuerpo, podemos realizar:

  • Lipofilling convencional: injertar células grasas para aportar volumen (pómulos, parpados, labios, surcos marcados…).
  •  SNIF (Sharp Needle Intradermal Fat grafting): injertar células grasas a nivel intradérmico para la corrección de arrugas finas (“código de barras” en el labio superior, arrugas finas en el parpado inferior…).
  •  NANOFAT: utilizar la porción estromal del tejido graso aspirado, donde se encuentran los factores de crecimiento tisular y las células madre. Esta porción, tiene un gran poder de regeneración tisular y mejora de forma evidente el aspecto de la piel.